Proyecto de rehabilitación del camarín de Nuestra Señora del Amparo

El 19 de marzo de 2016, Solemnidad de San José, se cumplirá el primer centenario de la bendición del camarín de Ntra. Sra. del Amparo, joyel de cerámica trianera cuya visión se ha hecho ya consustancial a la de nuestra venerada titular en su Capilla. Con ocasión de este primer centenario, el Cabildo de Oficiales, en sesión celebrada el pasado día quince de junio aprobó llevar a cabo una serie de obras de rehabilitación con el fin de devolver al mismo su esplendor, Dios mediante, restaurando las pinturas murales del cupulín, así como completando el primitivo proyecto cerámico. Además se realizarán necesarias obras de reforma de albañilería y electricidad, tanto en el camarín, como en la escalera y dependencias anexas. Por último la escalera se enriquecerá con pinturas murales inspiradas en las de la bóveda de la sacristía del templo. Esta rehabilitación será posible en su mayor parte gracias a la donación de una hermana muy devota de Nuestra Señora del Amparo, en agradecimiento, según sus propias palabras, por un milagro concedido. Actualmente se cuenta ya con el permiso del Arzobispado para dichas obras, estando pendientes aún del correspondiente permiso de la Gerencia de Urbanismo y de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura.

Antecedentes históricos:

Desde el traslado definitivo de la Parroquia de Santa María Magdalena al Templo del exconvento dominico de San Pablo en 1848 le fue adjudicada a la Santísima Virgen del Amparo la Capilla que preside la Nave del Evangelio, antigua del Santísimo Cristo de Confalón. Debieron de acometerse entonces reformas en el retablo para adaptarlo al nuevo uso, si bien no se conserva documentación al respecto. No es hasta principios del s. XX, en Acta de Cabildo de 7/11/1910[i], cuando se comienza a hablar de aumentar el espacio destinado para la Imagen. Se aporta como idea el traslado de la Imagen a la Capilla de la cabecera de la Nave del Epístola, con más posibilidades para edificar un camarín tras el retablo (capilla que fue ocupada posteriormente por la Hermandad del Calvario) e incluso la construcción de una nueva capilla, de nueva planta, aprovechando terrenos liberados en los derribos de la calle San Pablo[ii]. Sin embargo la idea que finalmente se decidió y pudo abordarse fue la de la construcción de un camarín en su Capilla de siempre, tras el retablo, aprovechando el pasillo existente entre los muros del templo y la sacristía, con acceso al mismo desde la Sacristía del Templo mediante una escalera de mármol.[iii]

La construcción del camarín.

La construcción del camarín se realizó entre los años 1915 y 1916. De planta octogonal, sus paredes están recubiertas por azulejería trianera de la época, realizada en la Fábrica “Los Remedios” de Julio Laffite Castro[iv], estando cubierto por una cúpula con pinturas al fresco realizadas en 1916 por el artista Enrique Orce Mármol[v], conocido fundamentalmente por su labor como ceramista, aunque también trabajó en otros oficios artísticos como la pintura o incluso la imaginería. Aunque sin documentación hasta el momento no sería aventurado atribuirle al propio Orce el proyecto decorativo cerámico de las paredes del camarín de la Virgen. Este proyecto cerámico quedó inconcluso entonces, sustituyéndose el panel cerámico central trasero proyectado por una vidriera que pronto quedó inutilizada y no existe desde hace bastantes años, habiendo quedado en su lugar un hueco deforme y poco digno que actualmente cubre una cortina de seda.

Una de las propuestas a realizar en la rehabilitación del camarín es concluir el proyecto original en cerámica tal y como se conserva en el archivo de la Hermandad.

En el libro de cuentas de la época el primer apunte relacionado con las obras de camarín se anota el 20/12/2015, en concepto del “arreglo de los canales de aguas relativos al nuevo camarín de Nuestra Señora” por un coste de 311,45 ptas. Se suceden las anotaciones de gastos por la obra y otros arreglos entre la mencionada fecha y el 24/05/1916.

Los gastos parciales fueron[vi]:

  • Latería: 311,45 ptas.
  • Albañilería y polvero: 2784,36 ptas.
  • Herrería (cancelas y viguetas): 1194,72 ptas.
  • Pintura (bóveda, cancelas…): 785,00 ptas.
  • Dorador (arco y altar nuevos del retablo): 2503,85 ptas.
  • Función de inauguración: 34,00 ptas.
  • Platería (arreglo de coronas, ráfagas, peanas, candeleros…): 1005,00 ptas.
  • Cristalería para las rejas: 221,00 ptas.
  • Imprenta: invitaciones, papeletas…: 35,50 ptas.
  • Cera para la Función y traslado de la Imagen al nuevo camarín: 127,50 ptas.
  • Alicatado del camarín e imagen de la escalera: 852,75 ptas.
  • Un atril y un farol para la escalera: 26,00 ptas.

Lo que hace un total de gastos de 9.880,63 ptas. De esta cantidad se consiguió sufragar gracias a los donativos recogidos algo más de la mitad, 5803,85 ptas. Quedando la Hermandad en deuda con su mayordomo por el resto, comprometiéndose la hermandad a saldarla con el pago de 500 ptas. anuales. Se da la circunstancia de que el mayordomo era Don José González Álvarez, cura párroco de la Magdalena. En 1922 se dio por saldada la deuda.

Como hemos visto se aprovechó la hechura del camarín para el arreglo del ajuar de platería de la Santísima Virgen, además de la necesaria reforma en el retablo, lo que incrementó notablemente los gastos.

El camarín se inauguró el día 19 de marzo de 1916, Solemnidad de San José, en el transcurso de una Función Solemne, editándose estampas conmemorativas y una medalla en cuyo anverso figura la Santísima Virgen y en el reverso la imagen montañesina del San José de la parroquia. Transcurrido un siglo se hacen evidentes ciertas obras de mantenimiento, fundamentalmente de albañilería, pintura y electricidad. Además se propone la restauración de las pinturas de la cúpula del camarín, afectadas por la humedad, la decoración pictórica de la escalera de acceso y la culminación del proyecto cerámico original con la conclusión de la pared trasera en cerámica.

Reformas y restauraciones necesarias que se pretenden realizar.

Albañilería. Es necesario cambiar el mármol de algunos escalones y tabicas de la escalera de acceso, rotos en su mayor parte por el problema que acusaba el Templo de inestabilidad en sus cimientos, ya solucionado en las obras de finales de la década de los noventa del pasado siglo XX, obra en la que no se cubrieron los desperfectos ocasionados en el camarín

Electricidad. Se hace necesaria una reforma de toda la alimentación eléctrica de la escalera y camarín ya que en las obras mencionadas anteriormente dejaron estos espacios sin electrificar. La Hermandad realizó entonces una sencilla instalación para alumbrar la escalera que es necesario cambiar y modernizar. Al tiempo se llevará la luz a dos alacenas existentes en las dependencias del camarín, una en el mismo camarín y la otra en la escalera.

Restauración del cupulín. Las pinturas murales de la cúpula del camarín presentan un avanzado grado de deterioro debido sobre todo a las humedades sufridas con anterioridad a la reparación de las cubiertas del Templo. Se hace necesaria una restauración profesional por técnicos especialistas en la materia. Para ello el Cabildo de Oficiales contará con la experiencia de Don Manuel Antonio Ruiz Verdejo y Don Antonio Díaz Arnido.

En palabras de los restauradores “Nos encontramos ante una obra de gran calidad artística y de notable interés artístico. Destaca por el colorido de los fondos y por la soltura en la pincelada, todo ello a pesar de la dificultad que entraña la técnica, el soporte y la ubicación de la propia obra. Los motivos destacan por la riqueza y la valentía en el trazo que hacen del dibujo de las mismas un recurso añadido al color para colaborar en la fuerza de la composición. Los colores de la cúpula son de una variedad y tono dignos de mención, con presencia de galones y gran profusión de elementos vegetales. Las cartelas con escudos de los cuatro paños murales se enmarcan a base de galones y elementos vegetales con tonos dorados y grisallas, que una vez intervenidos enmarcarían aún más y mejor a la propia pintura. Vemos pues a un joven Enrique Orce, con buena mano pictórica y gran nivel compositivo, que realiza una obra significativa y que se conserva en porcentaje elevado (en cuanto a originalidad se refiere) en un entorno ausente de otras muestras artísticas de las características de la Obra en cuestión. Una Obra, por otra parte, perfectamente recuperable, un testimonio visual para generaciones futuras de la propia historia del Camarín de Nuestra Señora del Amparo y de la propia Parroquia.”

Pintura de la escalera. Se trata en este caso de la Decoración Pictórica Ornamental de espacio que ocupa la escalera de acceso al Camarín de la Virgen de Nuestra Señora del Amparo. Se trata en la actualidad de un espacio deteriorado y meramente funcional. Para embellecer y dignificar este espacio se proyecta una decoración pictórica inspirada directamente en motivos de la bóveda de la Sacristina (estancia contigua). Para ello se utilizará la técnica de grisalla al temple y oro.

Realización de panel cerámico para la pared trasera del Camarín cubriendo hueco actual. Siguiendo las trazas del Proyecto original conservado en el archivo de la Hermandad de Nuestra Señora del Amparo se realizaría panel cerámico de azulejos siguiendo la misma técnica y color de los realizados en su momento por la Fabrica Nuestra Señora de los Remedios en 1916. Se cuenta con piezas del mismo tamaño y tipo para la obra. Se levantaría muro de ladrillo para dar soporte al panel cerámico que quedará integrado en el conjunto de la obra.

La fecha de ejecución depende de la obtención de los prescriptivos permisos, si bien sería deseo de la Junta de Gobierno realizarla en el presente curso, en el que se cumple el primer centenario de la realización del camarín. A. M. D. G. et B. M. V.

Por José Manuel Yuste Álvarez

[i] Archivo Hermandad del Amparo (A.H.A.) Libro de actas de cabildos de generales (1908- ) p. 11-12.

[ii] A.H.A. Libro de actas de cabildos de generales (1908- ) p. 15-16

[iii] A.H.A. Libro de actas de cabildos de generales (1908- ) p. 21

[iv] Recibo de la Fábrica Los Remedios firmado por José García por orden de Julio Laffite A.H.A. Carp. 21, 30

[v] Recibo firmado por Enrique Orce. A. H. A. Carp. 21, 22

[vi] A. H. A. Libro de cuentas (1909-1927) H. 27, anotaciones 165-174, 176, 181-182

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR