Manto procesional

8204509493_13e7e48cb1El jueves 6 de noviembre de 1851 se celebraba el último día de la Novena en honor de la Vir­gen del Amparo, y la crónica periodística de la jornada elogiaba tanto las encendidas pré­dicas del sacerdote D. José Rafael de Góngora cuanto el acompañamiento musical de estos cultos, encomendado a una orquesta que in­terpretó por vez primera una hermosa Salve compuesta por Antonio Solís. El anónimo re­dactor ya anunciaba que en la procesión del siguiente domingo 9 de noviembre, la venera­da imagen de Nuestra Señora estrenaría “un rico manto que según dicen ha costado cuatro mil duros”.

Pocos días después de la citada salida proce­sional, la prensa sevillana volvía a reparar en el estreno del manto de la Virgen del Amparo. La noticia hemerográfica comienza por repa­rar en la belleza del terciopelo, adquirido en una prestigiosa fábrica francesa, cuyo coste se estima entre seis y siete duros la vara, descri­biendo su color como “blanco con ligero viso melado”. Continúa manifestando que “el bor­dado, tanto de la magnífica guardilla como del salpicado de distintas flores como rosas, dalias, tulipanes, pasionarias, etc., es muy digno de ser observado con atención, no sólo por el gusto de los dibujos y la inteligencia con que han sido ejecutados, sino por lo sobresa­liente del oro, que todo él es de lo más fino”. No deja de admirar la calidad de la blonda de hilo dorado que guarnece el perímetro de la prenda, importando cada vara de encaje vein­tidós duros. El precio total del manto se ele­varía a la nada despreciable suma de 50.000 reales, que fueron sufragados en su totalidad por un devoto, Antonio Aguirre. Finalmente, el periódico revela que toda la obra se había realizado en el obrador de Manuel de Ariza, que vivía en la calle Lanza, junto a la parro­quia de Santiago.

Según se deriva de la documentación que obra en el archivo corporativo, en realidad la donación se compuso de dos prendas, el man­to y el “vestido” o saya de la Virgen, ambas estrenadas durante la Función y procesión de la fiesta del Patrocinio de ese año de 1851. La referida saya también está bordada en oro, pero esta vez sobre tisú de plata, basándose en el mismo diseño y empleando los mismos materiales y técnicas que en el manto, por lo que no cabe dudar de su misma paternidad artística.

DSC01804_0

El manto de Nuestra Señora del Amparo, expuesto tras su restauración en el Círculo Mercantil de Sevilla

Debe recordarse que Manuel María Ariza es uno de los más reputados bordadores del si­glo XIX, cuya producción está por el momen­to acreditada a partir de 1845, año en que bor­dara la túnica de los cuernos de la abundancia para el Nazareno de Pasión. Con posteriori­dad, acometería encargos tan relevantes como el vestido para una imagen de Santa Teresa de Jesús destinada a una iglesia hispanoamerica­na (1851), este conjunto de manto y saya para la Virgen del Amparo (1851), un manto y un Simpecado para la Soledad de San Buena­ventura (1852), una túnica para el Señor del Gran Poder (1854) y el manto y saya para la Virgen del Rosario de la parroquia sevillana de San Vicente, junto al vestido de su Niño Jesús (1863).

Por acuerdo del Cabildo General Extraordi­nario celebrado el 28 de febrero de 2009, los hermanos del Amparo decidieron afrontar la recuperación de tan suntuoso manto, enco­mendando dicha tarea al acreditado borda­dor ecijano Emilio José Gómez Moreno, quien la culminó con el mayor de los éxi­tos, devolviéndole su esplendor primitivo, tras haber restaurado cada una de sus piezas, que fueron pasadas a un nuevo soporte im­portado de Lyon, expresamente confeccionado en textura y coloración ente­ramente similares al terciopelo original. La Santísima Virgen volvía a lucir su manto procesional en su paso en la Función Principal del año 2010. Previamente estuvo expuesto en el Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla entre los días 9 al 12 de octubre en solitario y del 15 al 24 formando parte de una muestra de Hermandades de Gloria.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR